Entrenamiento

de

atención plena

Entrenamiento

de atención plena

“Mindfulness es la conciencia plena, que aparece al prestar atención deliberadamente, en el momento presente y sin juzgar. Es darse cuenta de cómo se despliega la experiencia, momento a momento”.

Jon Kabat-Zinn

 

  • ¿Te gustaría dejar de “pensar tanto”?

  • ¿Quieres mejorar tus relaciones, tanto con los demás como contigo misma?

  • ¿Te gustaría vivir una vida más tranquila, auténtica y divertida?

  • ¿Quieres elevar tu nivel de conciencia y crecer espiritualmente?

 

La Consciencia Plena es el nivel de conciencia que se adquiere con la práctica constante de la meditación.  Cuando empiezas a observar, tu conciencia se expande de forma natural, por lo que resulta más fácil tener gestos de bondad y de compasión, que son una expresión de tu verdadero ser. 

A nivel neurológico, la meditación transforma determinadas áreas de nuestro cerebro. Se ha constatado un aumento del tejido de las áreas vinculadas a la atención y a la integración de las emociones positivas.

Las personas que practican meditación muestran una reducción de la materia gris en la amígdala, un área relacionada con la ansiedad y la tensión, así como también cambios en las regiones cerebrales relacionadas con la memoria, la autoconciencia y la empatía.

Como Consultora Mindfulness mi misión es entrenar (como si de un músculo se tratara) el cerebro humano en la práctica de la atención plena, y al cuerpo en la respiración diafragmática.

En mis talleres y formaciones facilito herramientas y estrategias para que personas como tú aprendan la práctica de la meditación y alcancen un mayor nivel de conciencia para gestionar mejor su vida.

Por un lado, cuando integres a tu vida la práctica del Mindfulness, aprenderás a gestionar tus emociones para sentirte bien contigo misma. Por el otro, también mejorarás a nivel físico, ya que esta reeducación también incluye hábitos de comportamiento como la respiración consciente,  atención a la alimentación, el descanso, el ejercicio físico, la postura corporal o el uso del lenguaje.

“A mí Mindfulness me sirve  para resolver conflictos emocionales, llevar mejor las preocupaciones del trabajo y los nervios.  Ahora lo veo todo un poco más positivo. Y la meditación: lo mejor”.

Amparo Fernández

“Una de las cosas que más me ha servido del curso de mindfulness que he hecho con Elena es la toma de conciencia sobre la postura corporal. Es una forma muy sencilla y efectiva de ser consciente de cómo estoy en cada momento. Los ejercicios de respiración y los consejos para incluir en el día a día me ayudan a poder frenar la mente y a estar más relajada”

Elena A. Domínguez

Cuando hablamos de Atención Plena nos referimos a 3 aspectos fundamentales:

  1. La práctica informal: entrenamiento a través de la práctica intensiva en la vida cotidiana (darnos cuenta de qué está sucediendo mientras está sucediendo)
  2. La práctica formal: construir hábitos saludables, como la práctica meditativa. Paramos y prestamos atención tanto a lo que sucede en nuestro mundo interno como externo.
  3. El autoconocimiento y aprendizaje: indagamos sobre nosotros mismos para “darnos cuenta” de las creencias, patrones y automatismos que se ejecutan en nuestro día a día (y nos limitan).

Gracias a la práctica de la Atención Plena lograrás

  • Deshacer automatismos y patrones de comportamiento que no te favorecen
  • Conocerte más, ganar confianza y tener más compasión contigo misma
  • Sentir más paz y serenidad en tu día a día
  • Aprender a vivir el momento presente y aceptarlo tal cual es, sin desear estar en otro lugar o situación
  • Reducir las distracciones y aumentar tu capacidad de concentración
  • Minimizar los efectos negativos de la ansiedad, la impulsividad y el estrés
  • Aumentar la flexibilidad mental, respirar mejor, relajar tu cuerpo
  • Superar trastornos alimenticios, adictivos o de ansiedad

Para integrar el Mindfulness a tu vida y convertirlo en un hábito se requiere, además de aprenderla correctamente, un cierto grado de práctica. 

La práctica de la Atención Plena se entrena mediante técnicas de centramiento de la atención, coloquialmente conocidas como meditación. 

Todas las técnicas tienen su origen en tradiciones meditativas orientales, y tienen la característica general de enfocar la atención inicialmente en un estímulo corporal como puede ser la respiración, y desde allí ampliar la atención para darnos cuenta de nuestra situación, tanto interna como externa, en ese momento, sin juzgarla, aceptándola tal y como es.

En los talleres de Mindfulness trabajaremos sobre cómo…

  • Recuperar el equilibrio mente-cuerpo, que nos permitirá detenernos, observar y, desde ahí, dar una respuesta adecuada frente a los estímulos sin reaccionar.
  • Generar estados de relajación. Encontrar espacios de quietud y autocuidado.
  • Observar los hábitos de la mente como generadores de las enfermedades y/o el sufrimiento. Reconocer estresores.

  • Familiarizarnos con los diferentes estados emocionales y mejorar la forma de manejarnos en situaciones complejas.
  • Ser plenamente conscientes: estar presentes en el aquí y ahora, enriqueciendo con ello las relaciones, la escucha y el aprendizaje a través de la propia experiencia.
  • Desarrollar  la empatía, la compasión y el amor incondicional.

¿Estás lista para transformar tu vida gracias al Mindfulness?

Con una correcta integración de la práctica de la atención plena y con constancia, en el plazo de unos 2 años tu vida se habrá transformado por completo.

Habrás desarrollado una gran compasión y amor incondicional.  No te dejarás influenciar por el exterior porque estarás más volcada hacia tu interior.

Y tu relación con las adversidades será otra, con mayor aceptación y energía para afrontarlas. Además, experimentarás un gran crecimiento espiritual.

Te convertirás en tu mejor amiga. Tendrás mucho amor y te respetarás más, tanto a ti misma como a los demás (que también te valorarán más)